2020-08-18

Bosque de Chapultepec: Naturaleza y Cultura, un ecosistema social para la producción artística interdisciplinar del INBAL

  • Contará con Nodos en Artes Escénicas y Artes Visuales interconectados 
  • Los tres recintos museísticos asumirán las perspectivas y acciones como Museo Abierto y Museo Verde
      
  • Se fortalecerán las infraestructuras existentes y se crearán nuevos espacios
     
  • Se impulsará la movilidad cultural y estética para diversas ciudadanías

La Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), ha concebido los Nodos de Artes Escénicas y Artes Visuales como parte del “Bosque de Chapultepec: Naturaleza y Cultura”, uno de los proyectos prioritarios del Gobierno de México, que, siguiendo los ejes de trabajo de esta administración, busca mostrar el poder de la cultura para proteger el patrimonio biocultural y la biodiversidad.

Como lo ha dicho la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, “más que infraestructuras nuevas, este proyecto piensa en el rescate, potenciación y difusión de lo ya existente, pero también en conectar y hacer fácil el tránsito en sus cuatro secciones”.

Para ello, además del desarrollo de nuevos espacios culturales, se realizará la inversión de alrededor de 200 millones de pesos entre 2020 y 2021 para la rehabilitación, modernización, interconexión y difusión de los recintos ya existentes, entre los que se encuentran: el Museo de Arte Moderno, el Museo de Arte Contemporáneo Rufino Tamayo y la Sala de Arte Público Siqueiros, que formarán parte del Nodo de Artes Visuales.

De igual forma, se fortalecerán los teatros que conforman el Centro Cultural del Bosque (CCB), se impulsará su vocación más allá de sus muros para así crear un nuevo ecosistema para las artes escénicas, que, en conjunto con el Complejo Cultural Los Pinos y el Cubo Escénico, y armonizados con el entorno ecológico de Chapultepec, conformarán el segundo nodo, el de Artes Escénicas.

Estos nodos permitirán abrir nuevos espacios de diálogo, exploración y creación, abriendo oportunidades para creadores y públicos, se podrán construir nuevas narrativas estéticas e históricas, para incluir a todas y todos.

Este conjunto de beneficios también incluirá a los museos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Es un proyecto que apuesta por la reconfiguración de las relaciones entre el Centro Cultural del Bosque, los Museos del INBAL y del INAH, el Auditorio Nacional y los nuevos espacios a crearse con la articulación de las cuatro secciones del Bosque de Chapultepec y en los que se contempla en primera instancia, el fortalecimiento de la Red de Museos existentes en la zona.

Una de las primeras acciones del Proyecto Chapultepec es fertilizar los recursos culturales ya existentes, por lo que en los primeros trabajos realizados por el INBAL en 2019 y actualizados en 2020, estuvo la realización del diagnóstico de las necesidades de mantenimiento y actualización de los museos que se ubican en Chapultepec, así como los teatros del Centro Cultural del Bosque.

Nodo de Artes Escénicas

En 2001, la Unidad Artística y Cultural del Bosque cambió su nombre a Centro Cultural del Bosque (CCB), cuyos espacios e historia han contribuido a la formación de un ecosistema en el campo de las artes escénicas y en donde se sigue registrando la memoria teatral, dancística, musical y educativa del país.

Será a partir de la creación del “Cubo Escénico”, el nuevo espacio interdisciplinario, que se dará amplitud a disciplinas como la música y la ópera de cámara, la música contemporánea y la danza en sus diversas vertientes. Este nuevo sitio vinculará al CCB con la avenida Reforma, de un lado, y con el Complejo Cultural Los Pinos, del otro, generando nuevos equilibrios de movilidad y circulación peatonal en la zona.

Ante la creciente demanda de contenidos artísticos, el Cubo Escénico busca activar procesos de inclusión, conectividad entre recintos, intercambio social y de movilidad física.

Es importante destacar que “Bosque de Chapultepec: Naturaleza y Cultura” es una propuesta que busca ser eje de procesos de integración territorial, regeneración medioambiental e impulso a la movilidad social, cultural y estética de las cuatro secciones del bosque en donde conviven ya con otros complejos culturales que éste resguarda desde hace décadas.

A partir de la producción del Nodo de las artes escénicas, integrado por los ocho teatros del CCB, la Escuela de Danza Folclórica, la sede de la Compañía Nacional de Danza y de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes (OCBA), se propiciará la relación con los nodos de artes visuales representados por los museos de la primera sección del Bosque de Chapultepec. ​

Los teatros del CCB son patrimonio arquitectónico y artístico del siglo XX. Son emblema de la historia del teatro en México, además de formar generaciones de actores, actrices, dramaturgos, y escenógrafos en las escuelas profesionales del INBAL.

Este complejo cultural está integrado por siete espacios escénicos: Teatro El Granero, Teatro del Bosque Julio Castillo, Teatro de la Danza Guillermina Bravo, Teatro Orientación, Teatro El Galeón, Sala Villaurrutia, y la Sala CCB, que conviven con los museos más importantes del país como el Museo de Arte Moderno, el Museo Rufino Tamayo, el Museo Nacional de Antropología y el Museo Nacional de Historia.

También alojan otros espacios, como la Escuela de Danza Folklórica, los salones de ensayo y área administrativa de la Compañía Nacional de Danza; Salón de ensayos de la OCBA, Oficinas de la Dirección General y de las Subdirecciones Generales de Bellas Artes, Patrimonio y Administración; además de la Coordinación Nacional de Danza, Coordinación Nacional de Teatro y las Oficinas administrativas.

Nodo de Artes visuales

En este proyecto ecológico, urbano y cultural, el Nodo de Artes Visuales implicará resignificar los recintos artísticos del INBAL ubicados en el bosque de Chapultepec y para los que, en conjunto con lo que serán el Pabellón Contemporáneo Mexicano (PCM) y la Bodega Nacional de Arte, se crearán acciones y rutas específicas para su articulación integral con el fin de que desde sus programas, vocaciones e identidades, aporten programas complementarios que ayuden a ayuden a su fortalecimiento mutuo  para un mayor alcance en sus misiones.

Esta visión permitirá la claridad de la aportación de cada espacio complementando sus vocaciones, y, a la vez, canalizar y amplificar, desde el arte y la cultura contemporáneos, las principales preocupaciones de la sociedad actual a través de experiencias significativas para todos los ciudadanos en el ejercicio de sus derechos culturales.

Estas narrativas se nutrirán, a su vez, con los otros nodos en el proyecto, como son el de artes escénicas, el de educación ambiental y el de cultura urbana, además de los recintos de otras dependencias. Los dos ejes propuestos para articular el Nodo de Artes Visuales son el Museo Abierto y Museo Verde. 

Espacio público y libertad creativa

El Museo Abierto será el eje para la desterritorialización que asumirán los museos del INBAL para salir del concepto de una caja expositiva y asumir el papel de espacios de experiencia que participan dentro un proyecto que los articula y dota de nuevas posibilidades de vida.

Así, Chapultepec se convierte en el laboratorio de experimentación idóneo para lograr lecturas interpretativas a través de la generación de espacios transfronterizos de colaboración con distintas nodos y recintos como el Centro de Cultura Urbana, el Centro de Educación Ambiental y el Complejo Cultural Los Pinos; formación de capacidades y saberes conjuntas; desarrollo de estrategias de gestión de públicos a través de contenidos, actividades, rutas narrativas accesibles, programas de movilidad y boletaje compartido para facilitar el disfrute de la oferta de los diversos museos, el Pabellón Contemporáneo Mexicano y la Bodega Nacional de Arte.

Por otro lado, impulsará las colaboraciones interdisciplinarias para la investigación y procesos creativos de producciones artísticas con el nodo de artes escénicas; fortalecimiento de las perspectivas de inclusión y diversidad en todos los planos de gestión museística; reformulación de las estrategias de gestión museística y financiera para consolidar nuevos modelos de asociación público-privada, así como  de las políticas de adquisición de colecciones, considerando los perfiles de los museos cercanos, además de la nueva dinámica del PCM y acercamiento a los procesos artísticos como modelo horizontal de aprendizaje no formal.

Cultura ecológica y arte

El propósito fundamental del Museo Verde como eje será cumplir con el compromiso de cuidado y conservación del patrimonio natural circundante para fomentar la conciencia socioambiental de los públicos. 

De esta manera, se buscará determinar la huella ecológica de los recintos para comenzar a disminuirla a través de una política de sustentabilidad que implique el ahorro de consumo de energía eléctrica y agua, así como la cultura del reciclaje que favorezca la conciencia socioambiental a partir de proyectos artísticos y de mediación desde el arte moderno y contemporáneo, así como en diálogo con otras disciplinas, que fomenten esta reflexión.

Por otro lado, el Museo Verde tendrá como objetivos el consolidar las perspectivas estéticas que exploran los vínculos entre arte y naturaleza, medio ambiente y buen vivir, enlazado a una articulación el Centro de Educación Ambiental en la Segunda Sección de Chapultepec, que incluye al Museo de Historia Natural.

PCM para el arte contemporáneo

El proyecto “Bosque de Chapultepec: Naturaleza y Cultura” aporta también el Pabellón Contemporáneo Mexicano (PCM) para enriquecer y potenciar las posibilidades creativas y de gestión del ecosistema artístico de México, a través del arte contemporáneo en todas sus disciplinas, el diseño en todas sus vertientes, la arquitectura y los saberes tradicionales contemporáneos, así como las artes del cuerpo, la escritura y las creaciones que experimentan en su relación con otros campos del conocimiento que carecen de un espacio de referencia desde donde se relacionen de manera interdisciplinaria.

Con una estructura ligera que forme parte de su naturaleza misma, el PCM será diseñado como un lugar de encuentro y diálogo con las artes, el diseño, la ciencia como un punto de encuentro para la promoción y difusión de las creaciones contemporáneas, desde y entre distintas disciplinas, para propiciar experiencias individuales y colectivas, además servirá como plataforma para internacionalizar la creación contemporánea mexicana, así como crear una plataforma de impulso a procesos colaborativos y de acercamiento a la experiencia creativa. 

Otra de las facetas será la de generar un espacio abierto en el que el arte contemporáneo será parte del aprendizaje ciudadano, donde los procesos pedagógicos se asumen desde la creación misma. 

Perspectiva social del Proyecto Chapultepec

Una parte importante de esta perspectiva social que conllevará el quehacer artístico y cultural que la Secretaría de Cultura, a través del INBAL que se desarrollará en el Proyecto Chapultepec, es el diálogo que por Ley se ha establecido con el Consejo Rector Ciudadano del Bosque de Chapultepec y el Gobierno de la Ciudad de México para dar respuesta a las inquietudes civiles y la acción institucional de garantizar el derecho de acceso a la información.

De esta manera, mediante módulos permanentes de atención a la ciudadanía, así como con las páginas oficiales https://chapultepec.cultura.gob.mx/, y  www.proyectochapultepec.cdmx.gob.mx,  se podrá consultar de forma detallada toda la información de las etapas del Proyecto en los ámbitos de acción que corresponden de los gobiernos federal y estatal.

Tanto la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, como el Gobierno de la Ciudad, mantienen el compromiso de diálogo para escuchar todas aquellas propuestas ciudadanas que busquen enriquecer el “Bosque de Chapultepec: Naturaleza y Cultura”, cuyo objetivo único es el de ponerlo al servicio de la sociedad.

Sigue las redes sociales de la Secretaría de Cultura en Twitter (@cultura_mx), Facebook (/SecretariaCulturaMX) e Instagram (@culturamx).